Cómo aprender a meditar

Cómo aprender a meditar, ejercicio de meditación paso a paso

 

Cada vez son más las personas en todo el mundo que desean practicar meditación y disfrutar de sus grandes beneficios. Son muchas las investigaciones que han demostrado que aprender a meditar es una de las mejores formas para comenzar a mejorar nuestra salud mental, relajarse, descansar y dormir mejor, eliminar el estrés y controlar la ansiedad, pero... ¿qué es la meditación?

 

¿Qué es la meditación?

La meditación es un conjunto de técnicas milenarias cada vez más utilizadas en la cultura occidental para entrenar la mente de un modo totalmente consciente. Podemos encontrar muchas variantes como la meditación zen, guiada, yoga, mindfulness, vipassana...

¿Para qué sirve meditar? El objetivo principal de esta disciplina es entrenar la mente, concentrarse y llegar a un estado de relajación profunda y paz interior, mejorando considerablemente nuestra salud y bienestar.

 

Ejercicio de meditación para principiantes

En el siguiente vídeo podrás practicar un sencillo ejercicio de tan solo un minuto paso a paso, para familiarizarte con la meditación, en el que te concentrarás en tu respiración y mantendrás tu mente libre de pensamiento. Practícalo en los momentos que necesites, para dormir, cuando estés estresado o cuando necesites despejar tu mente.

 

Pasos para meditar

Meditar no siempre es fácil, sobre todo para un principiante, pero con constancia e incorporando estas prácticas a tus hábitos diarios lo conseguirás. Para empezar a meditar correctamente deberás seguir los siguientes consejos:

 

Escoge un lugar tranquilo, meditar en casa

Escoge un lugar de la casa lo más agradable y tranquilo posible, una estancia acogedora, como una habitación o el jardín, donde sea posible relajarte sin que te puedan molestar los ruidos del exterior, en la medida de lo posible.

 

Pon música para meditar

Escuchar música para meditar resulta de gran ayuda para concentrarte y relajarte con mayor facilidad. Música con sonidos de la naturaleza y mantras acompañados de ciertos instrumentos musicales te ayudarán a evitar distraerte y a encontrar ese estado de plenitud y calma que todos deseamos alcanzar.

 

Utiliza ropa cómoda

No utilices prendas demasiado ajustadas o complementos que puedan molestarte durante el ejercicio, utiliza ropa ancha preferiblemente de algodón u otros tejidos naturales. Quítate los zapatos y si lo prefieres también los calcetines, como más confortable de sientas.

 

Postura para meditar

Tomar una postura correcta y lo más cómoda posible permitirá que tu energía fluya más fácilmente. Como principiante deberás tomar primero una posición que te permita realizar el ejercicio sin molestias, libre de tensión, y mejorarla con el paso del tiempo. La mejor postura para meditar es sentado en el suelo o en una silla, con la espalda erguida y las manos descansando sobre tus rodillas, o sobre tu regazo con la palma de las manos hacia arriba. Solo se recomienda meditar tumbado o acostado si existe alguna dolencia que te impida hacerlo de otra forma.

 

Elige cuándo y cuánto tiempo quieres meditar

Intenta meditar siempre a la misma hora, así te resultará más fácil incluirla en tu rutina diaria. Los mejores momentos para meditar son por la mañana al levantarte, cuando tu mente está más despejada, o por la noche antes de acostarte, para relajarte y dormir mejor. Comienza a meditar tan solo algunos minutos y ve aumentando progresivamente el tiempo.