Cómo controlar la ansiedad

 

Como ya habrás comprobado, el estrés y la ansiedad son emociones que tienen efectos muy negativos para tu salud, provocando síntomas que pueden agravarse con el tiempo si no se le pone remedio lo antes posible. 

Para ayudarte a combatirla existen técnicas y ejercicios que podrás practicar en cualquier momento del día y con los que podrás saber cómo controlar la ansiedad de forma natural, sin pastillas.

 

Ejercicios para controlar la ansiedad

Técnicas de relajación
Ejercicios de respiración
Cómo aumentar tu autoestima

Meditación para la ansiedad
Duerme bien para combatir la ansiedad
Ser feliz para reducir la ansiedad

Primer paso: saber qué es la ansiedad

Superar la ansiedad supone un gran esfuerzo, pero te resultará mucho más fácil si primero comprendes lo que te está pasando.

Conocer su mecanismo, las sensaciones que provoca y aceptarla tal y como es son consejos muy importantes para poder afrontarla de una forma mucho más sencilla. En definitiva, saber cómo funciona la ansiedad te ayudará a salir de ella más fácilmente.

 

Técnicas de relajación

Existen diferentes técnicas para controlar los síntomas de ansiedad que te ayudarán a eliminar el nerviosismo y la tensión muscular que se concentra sobre todo en la espalda y los hombros, pero que son efectivas para todos los músculos del cuerpo. Para ello, realiza relajación guiada, sencillos ejercicios que podrás practicar en cualquier momento del día y en tan solo unos minutos.

 

Ejercicio de respiración

Si no respiras correctamente será muy difícil que puedas superar tu ansiedad. Una respiración lenta y profunda nos ayudará a oxigenar nuestro cerebro y a relajamos física y mentalmente, evitando la hiperventilación. 

Para ello realiza ejercicios de respiración que te ayudarán a utilizar de manera correcta el diafragma, un músculo situado en la zona baja de los pulmones. Practícala de forma habitual y notarás sus grandes beneficios.

 

Mejorar la autoestima

Tener la autoestima baja impedirá que logres tus metas, aquello que siempre quisiste hacer,  y en este caso, va a dificultar con creces que puedas superar tu ansiedad.

Aumentando tu autoestima conseguirás ganar confianza y seguridad en ti mismo para lograr todo aquello que te propongas, ¡que nada te detenga!

 

Aprende a meditar

Las personas que practican meditación de forma regular tienen una mayor capacidad de concentración, resistencia al estrés y a las preocupaciones y facilidad para relajarse muy superior al resto, suena bien ¿verdad? 

Existen muchos tipos de meditación, seguramente habrás oído hablar del yoga o el mindfulness, algunas de estas técnicas son más avanzadas y complejas que otras pero todas tienen algo en común, son prácticas psicológicas donde se desarrollan la concentración, la atención y la respiración para conducirnos a una vida más plena y satisfactoria, libre de ansiedad.

 

Otros consejos para controlar la ansiedad

Acabamos de ver cuáles son las mejores técnicas y ejercicios para controlar la ansiedad de una forma totalmente natural. Los siguientes consejos también te ayudarán a combatirla añadiéndolos a tus hábitos diarios.

 

Duerme bien y descansa

La ansiedad puede provocar insomnio e impide que descanses como deberías arrastrando a lo largo de todo el día cansancio y fatiga. Es muy importante que sigas buenos hábitos como fijar, siempre que puedas, la misma hora para ir a la cama y al despertar por las mañanas para no alterar el ciclo del sueño, no realizar una cena copiosa antes de acostarte y realizar ejercicios para relajarte antes de conciliar el sueño. Siguiendo estas indicaciones conseguirás un sueño profundo y reparador.

 

Cuida tu alimentación

La alimentación tiene una influencia directa sobre nuestra salud física y emocional y una dieta equilibrada y variada puede ayudarnos a combatir la ansiedad y otro tipo de trastornos. Realiza una dieta rica en verduras, frutas y hortalizas, un consumo moderado de carne, a poder ser poco grasa, así como de pescado, huevos, lácteos, cereales y legumbres. Es importante limitar el consumo de bebidas estimulantes, como el café o el té, y de alimentos ricos en sal y azúcar.

 

Realiza ejercicio físico

Hacer ejercicio físico de forma moderada reduce la ansiedad y favorece la relajación. Basta con realizar actividades tan sencillas como caminar unos 30 minutos al día para notar sus beneficios e ir aumentando poco a poco el tiempo y la intensidad, aunque esto último dependerá de la capacidad física de cada persona. Lo importante es que lo incorpores a tus hábitos diarios y elimines el sedentarismo, con ello conseguirás también disminuir la posibilidad de sufrir alguna enfermedad cardíaca.

 

Elimina tus pensamientos negativos

Los pensamientos negativos son dañinos para nuestra salud y destruyen la autoestima. Pensamientos como "me siento ridículo" o "no puedo hacerlo" deben desaparecer de tu cabeza, solo hacen aumentar el nivel de preocupación y limitar y entorpecer tus objetivos. Observa tu mente, identifícalos y transfórmalos en positivos.

 

Relaciónate, no tengas miedo

El miedo a relacionarte con los demás, conocido como fobia social, es un mal compañero de viaje. Quedarte en casa no solucionará tus problemas, todo lo contrario. Realizar actividades en grupo y expresar tus sentimientos con los demás te ayudará a controlar la ansiedad.

"La persona que ha superado sus miedos será verdaderamente libre"