Aprender a decir no

Cómo aprender a decir no con asertividad

 

Lo sé, resulta muy difícil, pero hay que saber decir no cuando lo desees sin sentirse culpable, es muy importante para tu autoestima. Hay que aprender a hacerlo de forma asertiva y a continuación encontrarás las técnicas necesarias para aplicarlas en el trabajo, a la familia o a cualquier otra persona.

Cómo decir no sin sentirse culpable

Rechazar peticiones es un derecho propio pero, para muchos de nosotros, no es nada sencillo, incluso hay personas que no son capaces de hacerlo. Si no lo hacemos y cedemos seguramente acabaremos sintiéndonos mal con nosotros mismos y con los demás.

Hay que aprender a decir no de forma clara y concisa, sin dar demasiadas explicaciones y sin poner excusas, las excusas no aumentan la autoestima, en cambio la razón si.

Recuerda que tienes derecho a no tener que dar explicaciones por negarte a hacer algo aunque la otra persona se sienta rechazada o incomprendida. Hazlo de forma asertiva, sin miedo pero sin ofender, nunca utilices la agresividad. Para hacerlo de la forma adecuada sigue los siguientes consejos.

  1. Si tienes dudas acerca de lo que te piden, pide más información, las cosas claras.
  2. Piensa y analiza las consecuencias que te puede acarrear aceptar o rechazar esa petición.
  3. Tómate el tiempo que necesites para pensar, no tienes por qué responder al momento.
  4. Si no puedes, no te comprometas. Hazlo solo si estás de acuerdo y te sientes capaz, pero nunca por complacer a los demás.
  5. Utiliza respuestas simples o dí simplemente no, pero siempre utiliza la asertividad, sin ofender a nadie.
  6. No te sientas culpable por decir no, porque tienes derecho a hacerlo, ya sea porque no puedes o porque simplemente no te apetece.

Es posible que al principio puedas sentir un poco de ansiedad o sentirte incómodo, pero no te preocupes, es normal. Debes poner en práctica estas recomendaciones cada vez que te enfrentes a situaciones en las que no quieras hacer lo que te proponen.

 

Técnicas y ejemplos para decir NO

Técnica del banco de niebla

Esta estrategia es muy útil cuando nos insisten, trata de dar una parte de razón a la otra persona mientras que nos mantenemos inamovibles en nuestra postura. Ejemplo:

Una persona nos llama desde su trabajo y nos ofrece un producto, nos insiste una y otra vez en lo bueno que es y en todos sus beneficios, ¿cómo podemos actuar si no lo queremos comprar? Muy fácil, utiliza frases como: "Si, tiene toda la razón, es muy bueno pero... ahora mismo no puedo, no es un buen momento" o "Si, está genial pero... no me interesa, no me sirve y no le daría uso".

 

Técnica del disco rayado

Esta técnica consiste en repetir de forma serena y sin enfados nuestro punto de vista una y otra vez ante la insistencia de la otra persona, si entrar en discusiones y sin dar demasiadas explicaciones ni justificarnos por ello. Repetiremos nuestro argumento y el "no" hasta que la otra persona quede convencida de que no va a conseguir cambiar nuestro punto de vista, y desista.

 

¿Por qué es importante decir no?

Los derechos de los demás son tan importantes como los nuestros, por eso hay que saber decir no, poner límites y defender nuestros derechos, siempre de forma asertiva, sin la intención de ofender ni perjudicar a nadie. Hay muchas razones por las que es importante decir no:

  • Porque tenemos derecho a decir no, simplemente.
  • Porque nos permite tomar nuestras propias decisiones y dirigir nuestra vida.
  • Porque ayuda a no implicarnos en situaciones que no deseamos y que nos pueden ocasionar un malestar emocional.
  • Porque así evitamos situaciones en la que podemos sentir que se aprovechan de nosotros o nos manipulan para hacer algo que no deseamos.
  • Porque de esta forma aumentamos la confianza, la autoestima y la seguridad en nosotros mismos.